Conecte con nosotros

CDMX

Fiscalía abre investigación por corto circuito en Barranca del Muerto de la Línea 7 del Metro

La Fiscalía capitalina inició una investigación tras los acontecimientos en la estación Barranca del Muerto, de la Línea 7 del Metro, en la que al menos una veintena de personas resultaron intoxicadas

Publicado

en

Este lunes fueron desalojados usuarios del Metro de la Ciudad de México en la estación Barranca del Muerto en la Línea 7, luego que se registrara la presencia de humo en las instalaciones.

De acuerdo al Metro, se hizo un corte de corriente en la Línea 7 para revisión de zona de vías y se detalló que el servicio se ofrecerá en otras estaciones.

La Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJ-CDMX) dio a conocer esta tarde que inició una investigación tras los acontecimientos que tuvieron lugar esta mañana en la estación Barranca del Muerto, de la Línea 7 del Metro, en la que al menos una veintena de personas resultaron intoxicadas a causa de la inhalación de humo.

«Iniciamos carpeta de investigación luego de lo ocurrido esta mañana en la Línea 7 del @MetroCDMX. Personal de la #FiscaliaCDMX ya se encuentra en el lugar. En breve mayor información», detalló el órgano de justicia en sus redes sociales.

De acuerdo con el Sistema de Transporte Colectivo (STC), la presencia de humo en la estación Barranca del Muerto pudo deberse a un corto circuito. No obstante, será el órgano de justicia el encargado de realizar las investigaciones.

Debido al incidente, al momento no hay servicio de la estación Barranca del Muerto a San Pedro de Los Pinos.

Haga clic para comentar

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

CDMX

Miente Sandra Cuevas sobres sus estudios; «no existe registro de un doctorado»

Respecto al doctorado que supuestamente cursa Sandra Cuevas, no hay registro alguno. Tampoco de los estudios que presuntamente ha cursado en el extranjero.

Publicado

en

Por

La alcaldesa de Cuauhtémoc, en la Ciudad de México, Sandra Cuevas Nieves, generó polémica en redes sociales, al asegurar soy doctorante en derecho, tengo dos maestrías, me he ido a estudiar a 10 países”. Información que es errónea.

Sandra Cuevas, cuestionó sobre quienes son el Presidente López Obrador y la Jefa de Gobierno, acusó a los morenistas de ser poco estudiados, para luego presumir que ella tiene dos maestrías, un doctorado y ha estudiado en 10 países, sin embargo el registro nacional de profesiones tiene otros datos.

«¿El presidente de la república mexicana, con todo respeto, pero quién es, qué estudió? Yo soy doctorante en derecho, tengo dos maestrías, me he ido a estudiar a 10 países. Vengo desde abajo, me formé desde abajo”, afirmó la alcaldesa.

Los dichos realizados por Sandra Cuevas, en realidad son falsos y engañosos, al mismo tiempo, porque cuenta con una maestría, y no con dos como aseguró durante una entrevista, y en realidad, no tiene doctorado como se presenta en la página oficial de la alcaldía Cuauhtémoc, puesto que aún no se ha titulado.

De acuerdo con el Registro Nacional de Profesionistas de la Secretaría de Educación Pública (SEP) la “señora alcaldesa” tiene una licenciatura y una maestría, no dos. Al menos así aparece en el registro. 

De acuerdo con el plan de estudios del Centro Universitario de la maestría que cursó se trata de una formación de 6 cuatrimestres, es decir dos años de estudios, y una de las formas para la obtención del título es cursar con ellos el siguiente nivel de estudios que ofrecen, el doctorado.

En redes sociales hay quienes han llamado a Sandra Cuevas como #LadyDoctorados por cuestionar la formación académica del presidente de la república, quien «solo» cuenta con una licenciatura en Ciencias Políticas y Administración Pública por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), expedida en 1989, cuando Sandra Cuevas solo tenía 3 años de edad.

Seguir Leyendo

CDMX

FGJ imputa homicidio y lesiones a conductor del tren que colisionó en Línea 3 del Metro

El conductor Carlos Alfredo es acusado por la Fiscalía de la CDMX por homicidio y lesiones culposas, luego del accidente del 7 de enero.

Publicado

en

Por

El Ministerio Público imputó este viernes ante un Juez de Control a Carlos Alfredo “N”, operador del Metro que colisionó con otro en la línea 3, el delito de homicidio y lesiones culposas, por los hechos ocurridos el 7 de enero en la Interestación Potrero – La Raza.

Esta persona enfrenta cargos por su posible responsabilidad en los delitos de homicidio y lesiones, ambos culposos; por lo que ya se encuentra bajo el resguardo de las autoridades.

El viernes 6 de enero, personal del Sistema de Transporte Colectivo detectó la quema intencional de cables en dos registros de la estación Potrero, por lo que se estableció la “marcha segura” de los trenes mientras el problema era resuelto.

De esta manera, los conductores no podían ir a más de 15 kilómetros por hora (km/h) en curva y 35 km/h en línea recta; además que el pilotaje debía ser manual y sólo cambiar a automático con autorización previa.

La versión presentada este viernes 27 de enero por la FGJ señala que Carlos Alfredo “N” realizó una vuelta completa de Indios Verdes a Universidad la mañana del accidente, por lo que sabía de las condiciones que se habían establecido.

Sin embargo, el análisis de las cajas negras muestra que el conductor abandonó la estación Potrero en conducción manual y rebasó el límite de velocidad, por lo que violó los protocolos establecidos.

Después registró un cambio a pilotaje automático alcanzando una velocidad de 45 kilómetros por hora hasta el momento del impacto contra otro tren que permanecía estacionado en la interestación de Potrero-La Raza.

Además que no hay evidencia de que el conductor hubiese frenado o hecho otra maniobra para detener el tren. De esta manera, la Fiscalía tiene elementos para establecer que Carlos “N” actuó de manera negligente.

Seguir Leyendo

CDMX

Fiscalía de CDMX atribuye choque en Línea 3 a robo de cable y negligencia de chofer

Publicado

en

Por

El choque de dos trenes entre las estaciones Potrero y La Raza de la Línea 3 del Metro ocurrido el pasado 7 de enero, hecho en el que una joven perdió la vida, ocurrió por un corte de cables de forma dolosa y por conducción negligente, concluyó la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México.

El vocero de la Fiscalía, Ulises Lara López, emitió un mensaje público este viernes para dar a conocer los resultados de la investigación del choque en el Metro.

El funcionario dijo que fue producto de dos causas: la primera fue la quema y corte doloso de cables ubicados en dos registros de conexión que contienen cableado eléctrico de comunicaciones, señalización y pilotaje automático en la estación Potrero, en sus costados oriente y poniente.

La segunda causa fue “la conducción negligente del tren número 24 que no respetó las medidas de conducción en modo de seguridad que significan no rebasar los 35 kilómetros por hora, lo que asegura que ante cualquier eventualidad el conductor pueda responder y evitar accidentes, garantizando reacciones adecuadas con la distancia y tiempos suficientes en forma segura”.

Según la relatoría de hechos de la Fiscalía, el viernes 6 de enero a las 20:00 horas se reportó al puesto de Control Central una falla en la señalización al interior del túnel, lo cual afectaba un conjunto de indicaciones que regulan el avance de los trenes.

A las 00:00 horas del sábado 7 de enero, el equipo de la Gerencia de Mantenimiento se presentó al cierre del servicio para hacer el diagnóstico y detectaron un enorme daño material causado por la quema deliberada de cables en uno de los registros ubicado en la zona oriente de la estación Potrero, por lo que determinaron que la normalización del servicio tomaría el tiempo equivalente a varios turnos de trabajo.

“Derivado de las averías en el sistema de señalización y con el fin de no interferir en la prestación del servicio, el Puesto Central de Control estableció, tomando como base los manuales técnicos de operación, la marcha de seguridad para la circulación de los trenes”, mencionó Lara.  

El también coordinador de asesores de la Fiscalía explicó que la marcha de seguridad señala que los operadores deben adoptar conducción manual restringida de los trenes, “lo que significa, entre otras cosas, que deben circular a una velocidad máxima de 15 kilómetros por hora en curva y 35 kilómetros por hora en recta, además de que no podrán cambiar a otro modo de conducción sin previa autorización del Puesto Central de Control”.

A las 9:06 horas del sábado 7 de enero, el tren 24 impactó al 23 en un choque que dejó una joven sin vida y más de 106 lesionados. Agentes de la Policía de Investigación refirieron que personal técnico del Metro les comunicó que habían retirado la caja negra de uno de los trenes y la llevaron a una camioneta con logotipos del Metro afuera del paradero. La caja fue puesta en custodia por parte de la Policía de Investigación.

Luego del análisis de las cajas negras, se determinó que el tren 23 (el que recibió el impacto del tren 24) salió de la estación Potrero a las 9:02 y llegó al punto del choque a las 9:04 horas, ahí permaneció estacionado 2 minutos.

La caja del tren 24 indica que salió de la estación Potrero a las 9:05 horas en conducción manual restringida, rebasó el límite de velocidad y el sistema lo detuvo de inmediato. “Después registra un cambio a pilotaje automático, alcanzando una velocidad de 45 kilómetros por hora hasta el momento del impacto contra el tren 23”.

Seguir Leyendo

Tendencias